Plancha para Cocinar...Nuestra Selección!!!

  Los modelos más vendidos  de las planchas para cocinar Jinama los encontrará en:

                      www.planchahosteleria.com

Cocina a la plancha.

 Aquí tiene algunos consejos y uno básico,..... La plancha tiene que estar muy caliente.

Esta cocina gusta porque requiere muy poco aceite y poca manipulación. Basta con colocar la pieza sobre la plancha de bar bien caliente y obtendremos un resultado muy vistoso. La plancha de asar aviva los colores y marca las piezas con unos atractivos trazos oscuros. Los alimentos resultan crujientes con un ligero toque ahumado que los hace deliciosos.

Los metales y concretamente el acero decapado son los mejores conductores de calor que se conocen, por lo que la plancha cocina la superficie rápidamente.

La característica distintiva de las planchas a gas Jinama es la capacidad de dorar y dar sabor a la superficie en cuestión de segundos. Esa acción chamuscadora requiere una combinación de fuente de calor  capacidad de mantener una temperatura eleveda incluso mientras se evaporan los jugos que suelta la pieza. 

Dado que la potencia de las planchas para Hosteleria Jinama es muy rápida, se aplica principalmente a piezas finas.

Carnes

Si hay un producto clásico para la plancha jinama, éste es la carne. Buscaremos carnes tiernas. En ternera, al margen de utilizar las más caras, como lomo, solomillo o entrecot, nuestro carnicero también nos podrá recomendar otras como la babilla, los filetes de contra, el inicio de la tapa o el primer filete de la aguja.

Las chuletas de cordero es otra carne que agradece mucho la plancha al tener su carne una fibra más fina y más tierna que la de vaca. La ligera carbonización de las grasas y la caramelización de los azúcares es una de las características de una buena plancha, es lo que da ese toque tan característico, por lo que jamás hay que quitar la grasa que rodea las chuletas o cualquier otra pieza de carne. Lo cual no quita para que una vez en la mesa, retire la grasa y no se la coma.

En cuanto a la sal, hay que ponerla al final. Los cristales de la sal común revientan a la acción del fuego y sueltan una cantidad de agua, que al no poder evaporarse, estropea el emparrillado.

Para que salga bien dos consejos: tener la plancha de asar muy caliente y la pieza de carne a temperatura ambiente de la casa que suele ser entorno a los 20 grados por lo general. No la saque de la nevera para ponerla directamente sobre la plancha. Cuanto más caliente esté la carne, menos tiempo tardará en hacerse. 

Pescado

Los pescados que funcionan bien a la plancha son los de carne dura, como el rape. Las sardinas, mejor que sean grandes y enteras, es decir con sus tripas, sin eviscerar. Las sepias y calamares medianos son otras piezas que quedan muy bien a la plancha, pero requieren una temperatura de plancha muy elevada.

Verduras

Casi todas las verduras se pueden asar a la plancha, aunque debemos tener en cuenta su textura, puesto que algunas requerirán un escaldado o hervido previo. Es el caso de los esparrágos, hay que escaldarlos o hervirlos ligeramente para terminar de hacerlos en la plancha. Sea cual sea la verdura escogida, tendremos que buscar los ejemplares más tiernos para conseguir una cocción homógenea y un resultado agradable. La sal, siempre, al final.

 




© Talleres Inca, S.L. - JINAMA - C/ Torns,28-36 - 08028 Barcelona - Tel. 933.330.192 / 619.711.109 Email: correo@jinama.com